Cómo escoger la mejor base tapizada para colchón

A la hora de elegir el colchón más cómodo, no tenemos grandes dudas porque su decisión es en parte, cuestión de gustos. Sin embargo, cuando hay que cambiar el somier, es más complejo. Te contamos las claves a tener en cuenta para que tu compra sea perfecta.

¿Qué es una base tapizada?

El tapiz para colchón es una base o tablero acolchado y forrado de tela, que cumple la misma función del somier de láminas. Independientemente de las características de cada tapiz para colchón, todas cuentan con las siguientes partes:

  • Estructura perimetral
  • Estructura interior
  • Tapa rígida
  • Acolchado
  • Tapizado
  • Patas

Características de la base colchón tapizada

  • Aportan gran estabilidad al colchón
  • Cuentan con una vida útil mayor a la de los colchones
  • El diseño de la base colchón tapizada es muy amplio. Contamos con modelos tapizados en polipiel, de colores, diferentes materiales…
  • Las bases tapizadas son transpirables, permitiendo airear el colchón para no crear humedad.
  • Están fabricados en tejidos hipoalergénicos, evitando la aparición de ácaros, hongos o bacterias.
  • Son firmes y silenciosos, aportando más dureza a los colchones.
  • Los tamaños del somier tapizado más habituales son 150×190, tapiflex 135 o 130.

¿Cómo escoger el somier?

Antes de elegir, debemos saber que el colchón más cómodo del mundo puede darnos el peor descanso si  no elegimos somier bien. Y para ello, debemos tener claras las características de nuestro colchón. Dependiendo de su transpiración, la opción será distinta. En este sentido, el colchón de muelles es el que mejor respira mientras que esta condición es más limitada en el resto.

Una vez sepamos qué colchón tenemos y cuáles son sus características, podemos analizar la mejor opción de somier para comprar.

¿Somier de laminas o base tapizada?

La elección más rápida será, casi siempre, una base tapizada salvo que nuestro colchón no transpire correctamente. Tampoco será recomendable en lugares con demasiada humedad, dado que a diferencia de los de láminas, no dejará pasar el aire. Respecto a los somieres de láminas, debemos diferenciar dos tipos: fijos y articulados. Los fijos son los más comunes y están pensados para soportar cualquier tipo de colchón, aunque su uso no está recomendado para los de muelles.

somier de láminas o tapizado

 

Esto es debido a que es posible que se adelante su envejecimiento al correr el riesgo de que alguno de los muelles se quede entre los huecos de las tablas. Si nuestro colchón de látex está pensado para un hospital, cama de enfermo o cualquier usuario de cama eléctrica, la opción claramente será el somier de láminas articulado. Debemos tener en cuenta que en este tipo de equipos de descanso, no se recomiendan los colchones de muelles.

En Asppen, como fabricantes, somos expertos en equipos de descanso. Si necesitas ayuda para elegir la mejor base que te permita disfrutar de un sueño reparador y prolongar la vida útil de tu colchón, ponte en contacto con nosotros.