Almohada cervical: Cómo comprar la mejor

El dolor de cuello es uno de los padecimientos cervicales más frecuentes. Uno de los métodos más sencillos para combatirlo es el uso de una almohada adecuada. Para embarazo, para bebés, cervical… su elección es determinante en el desarrollo o en la prevención de los problemas crónicos de espalda. 

¿Cuál es el tamaño ideal de la almohada?

Para escoger qué almohada comprar, debemos tener en cuenta que la anchura debe ser siempre más grande que nuestros hombros. Además, hay que prestar atención a cómo dormirmos, ya que de la postura que tengamos para dormir también dependerá el tamaño de la almohada.

almohada cervical
Para las personas que duerman boca abajo y niños pequeños, el tamaño de almohada bajo, de 10 centímetros, será el más adecuado. Si dormimos sobre la espalda, la almohada debe ser de una dureza y tamaño medio de 12 a 13 centímetros. En cambio, para los que descansan de lado, lo importante será mantener la cabeza y el cuello alineados con el eje de la columna. Para ello, optaremos por comprar una almohada medio-alta de 15 centímetros.

¿Qué almohada comprar?

Como hemos comentado, la postura también es un factor a tener en cuenta. Si una persona está acostumbrada a dormir boca arriba, lo más aconsejable es el uso de una almohada cuya firmeza y grosor sean intermedios. No obstante, si se prefiere dormir boca abajo, se recomienda una almohada fina y blanda para que la cabeza quede alineada con el cuerpo.  

Ofrecer un consejo universal para quien duerme de lado es más complicado. En este caso, lo idóneo es medir la distancia que hay entre los hombros y la cabeza. Para ello, podemos apoyarnos contra una pared para probar las almohadas del catálogo. Ese será el grosor ideal de la almohada, sin embargo, dependiendo de su firmeza, habrá que aumentarlo entre dos y cuatro centímetros.

Almohada adecuada - monete

Las almohadas más recomendadas para dormir

Las almohadas de material viscoelástico y látex destacan por su capacidad para adaptarse a la curvatura cervical. Además, es recomendable que cuenten con viscoelástico como base, anti ácaros y anti bactericidas. De esta manera, no sólo se adaptará perfectamente al peso de nuestro cuerpo, también será más seguro dormir sobre ellas cada días. 

De esta manera, si tenemos que comprar una almohada cervical debemos tener las características de esta en cuenta:

  • Almohadas de látex: Son muy flexibles e hipoalergénicas.
  • Almohadas de fibra: Cuentan con una gran resistencia y adaptabilidad.
  • Almohadas de viscoelástica: Permite adaptar la firmeza respecto al peso del cuerpo de forma progresiva. Se adaptan con gran facilidad y absorben el calor corporal.

Desde asppen te recomendamos los modelos:

  • NATUR (Volumen y confort con total transpirabilidad).
  • Viscogel (con una cara diseñada para el invierno y otra específica para verano).
  • Oxígena (capaz de evitar puntos de presión y con un novedoso sistema de transpiración).
  • Space (favorece la circulación sanguínea).

Si estás pensando en cambiar las almohadas cervicales, ponte en contacto con nosotros. Te ayudaremos a encontrar tu proveedor más cercano para comprar tu almohada Asppen